barra_menu

Blog

Conoce y estimula mi lenguaje

blank
                                                                         

                                                                          “El niño empieza a percibir el mundo no solo a través de sus ojos,                                                                                                   sino también a través de su habla”- Vigotsky.

 

Es claro para todos que el lenguaje es la base de la comunicación y permite a los niños vincularse socialmente, regular su comportamiento y acceder a la información que el mundo les ofrece; ellos necesitan ser estimulados adecuadamente, para que el lenguaje cumpla esta función. Brindarles todas las experiencias posibles que  les ayude a desarrollar un lenguaje  para ser exitosos en el aprendizaje y en sus relaciones con el entorno, es un deber de los padres de familia y del preescolar.

El desarrollo del lenguaje comienza desde que el niño nace y los padres deben estar atentos a los factores que puedan afectarlo y a todo el proceso biológico: los reflejos, el llanto, la succión y deglución, ya que estas son conductas pre-lingüísticas.  Además vigilar  la visión y la audición.

Aunque parezca extraño, el proceso de alimentación es un aspecto determinante en el desarrollo del lenguaje. Los órganos que intervienen en la alimentación también lo hacen en el lenguaje, una dificultad en una de estas funciones puede afectar la otra. Es necesario brindarle al niño una alimentación adecuada desde el punto de vista de textura y dureza de los alimentos para que esta favorezca la fuerza, movilidad y posición de la mandíbula, la lengua y los labios y así no se afecte la producción de los fonemas.  Ejemplos de esto: una inadecuada posición de la lengua afectará los fonemas /l/ y /d/;  la falta de fuerza en los labios afectará los fonemas labiales /m/, /p/ , /b/, alguna alteración en la posición de los dientes puede afectar los fonemas /s/ y  /f/. Lo mismo pasa si hay alteraciones en la respiración como los respiradores bucales, quienes necesitan que la boca permanezca abierta y la lengua no tenga la adecuada posición, ocasionando que se afecten puntos de articulación de algunos fonemas.

Las dificultades en masticación y deglución son temas de la  Terapia Miofuncional, que es la especialidad que  trabaja toda la musculatura y la movilidad de los órganos que intervienen en estas actividades.

El desarrollo del lenguaje en todos los niños, cruza diferentes etapas, desde el juego vocálico, pasando por monosílabos, palabras, frases simples hasta lograr un lenguaje totalmente estructurado y claro. Estas etapas pueden pasar superpuestas, o ser abreviadas u omitidas. Si bien no se deben tomar en forma estricta, porque todos los niños son diferentes, si se debe estar atentos a su evolución, si aparecen o no,  o si progresan lentamente, especialmente si están afectando su comunicación y/o aprendizajes.

blank

Entonces es importante en las primeras etapas del desarrollo estimular el lenguaje de los niños, hablarles mucho y mirándolos a la cara, darles siempre modelos correctos, pronunciando y vocalizando bien, decirles el nombre de las cosas en forma clara y sencilla. Usar todos los juegos y elementos que tenemos en casa, láminas y cuentos ( o inventarlos con ellos). Disfrutar la música, el baile y todas las actividades al aire libre que sean posibles. 

 Enseñarles como suenan y como se dicen todos los fonemas de su lengua materna, ejercitar la movilidad de los órganos fonoarticuladores (OFA), lengua, labios, maxilares, velo del paladar y realizar poco a poco la emisión aislada de cada fonema, para luego incluirlo en sílabas y en palabras hasta lograr que lo utilice  en frases y en su lenguaje automático y espontáneo; siempre teniendo en cuenta que hay una secuencia en la que el niño puede adquirir los fonemas de acuerdo a la edad.  Cabe aclarar que algunos fonemas se dan más tarde, por ejemplo la adquisición del fonema /r/ se logra  aproximadamente  a los 6 años,  lo cual no quiere decir que no podamos ejercitarlo antes.

Es buena idea escoger un momento determinado en el día para realizar este trabajo, para la corrección y repetición. Buscar una forma divertida no generará malestar, ni frustración.

Para cada fonema hay ejercicios diferentes y específicos que la terapeuta del lenguaje les puede enseñar o trabajar con el niño según cada caso. En este blog encontrarán ideas para hacerlo.

Las etapas más avanzadas del desarrollo del lenguaje coinciden con la entrada al colegio y por lo tanto con la adquisición de nuevos aprendizajes como la lecto-escritura. Para este proceso  los niños deben haber desarrollado la conciencia fonológica, la denominación rápida y automática de lo que ve y el reconocimiento de las letras, habilidades centradas todas en el lenguaje; por lo tanto deben ser adquiridas y desarrolladas desde la etapa pre-escolar.

Esta en manos de padres de familia, maestros y terapeutas permitir que el lenguaje de los niños sea el adecuado para enfrentarse al mundo, desarrollarse , adquirir diferentes aprendizajes y ser felices. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *